HISTORIA

El 26 de septiembre de 1987, se creó la Asociación Mutual de Empleados del Banco Independencia Cooperativo Limitada, que fue reconocida por el Instituto Nacional de Acción Mutual (INAM) con la correspondiente aprobación de su estatuto el 3 de enero de 1989

Dicho Estatuto determina, entre otros propósitos, fomentar la ayuda recíproca entre sus miembros para satisfacer necesidades, el otorgamiento de subsidios y préstamos a los mismos, la eventual prestación de servicios funerarios, la prestación de asistencia médica integral, farmacéutica, de proveeduría, recreación, turismo, culturales y otros compatibles con el desarrollo físico y espiritual de los asociados, además de ayudas de índole mutual y solidaria.

A inicios de 1995, cuando dejó de operar el Banco Independencia Cooperativo Limitada y se constituyó el Banco Bisel, dicha Mutual vio disminuir, por diversos motivos y paulatinamente, el número de sus asociados. Esta situación se revirtió a partir de una modificación del Estatuto Social, aprobada por una asamblea realizada en septiembre de 1996, que permitió la incorporación como socios activos de los consejeros de la Cooperativa Independencia y el personal de la misma o de las empresas por ella creadas y de los asociados de la Cooperativa como adherentes.

Esa perceptible reactivación de la Mutual Independencia fue apuntalada, también, por la instrumentación del Acuerdo de Colaboración Empresaria que fuera suscripto con la Cooperativa Independencia, el 1°de Noviembre de 1999, con el propósito de optimizar y cumplimentar sus respectivos objetivos y perfeccionar los conocimientos para desempeñarse en el área de los servicios mutuales y cooperativos.

El accionar de nuestra Asociación Mutual abarca una extensa zona geográfica, que comprende las localidades de Hernando y General Cabrera en la Provincia de Córdoba, como así también Carcarañá, Rosario, Casilda, Roldán, Funes, Zavalla y Correa en la Provincia de Santa Fe.

Atender a los sectores que producen, contribuyendo a la generación de puestos de trabajo, al recupero de formas de vida digna y la reconstitución de sentido solidario de la vida.

Velar por las necesidades de los asociados y atender a los sectores que producen, contribuyendo a la generación de puestos de trabajo, al recupero de formas de vida digna y la reconstitución del sentido solidario de la vida.

Alcanzar un grado de excelencia en la prestación de los servicios y beneficios, que mejoren la calidad de vida de los asociados y sus familias en toda la región donde actuamos, de modo tal que generen confianza en la comunidad, que sean un orgullo para sus directivos y empleados y que funcionen con la eficiencia que todos deseamos. Todo ello mediante una organización democrática, autonomía institucional y neutralidad política, gremial, religiosa y racial.

  • Solidaridad Mutual
  • Compromiso de calidad y contención al asociado
  • Eficiencia en la atención
  • Capacitación permanente e innovación
  •  Adecuación y creación de nuevos servicios ante las necesidades de los asociados
  • Respeto por la ética y la moral